Preparar la bolsa de maternidad

    La Bolsa de maternidad es una de las cosas que más nos preocupan cuando vamos a tener un bebé. Entre otras cosas, porque si somos madres y padres primerizos, no sabemos muy bien a que nos referimos exactamente con este artilugio, que supuestamente hemos de llenar de cosas para el recién nacido.

    Hemos de distinguir entre bolsa de maternidad y bolso de carro para el bebé. La primera es de mayores dimensiones, y la utilizaremos para llevar las pertenencias del bebé al hospital, cuando vayamos de viaje, o para sus cosas en el caso de que vayamos a pasar un tiempo fuera de casa.

    Las bolsas del carrito del bebé, tienen una función más práctica y utilitaria. Suelen utilizarse para transportar lo necesario del día a día del bebé. Y siempre recomendamos que sean pequeñas y manejables. El bolso del carro del bebé ha de ser fácilmente accesible, en el caso de que necesitemos sacar algo rápido y fácilmente. Biberones, muselinas, toallitas, pañales…cualquiera de las necesidades del bebé.

    ¿Cómo preparar la bolsa de maternidad del bebé?

    Preparar la bolsa maternal con antelación te aportará calma y tranquilidad, sabiendo que tienes los deberes hechos en el caso de que tengas que ir antes de lo esperado al hospital.

    ¿Qué llevar en la bolsa de maternidad para salir del hospital?

    Te recomendamos que prepares todo lo necesario para la estancia y salida del hospital hacia el octavo mes de embarazo. Entre otras cosas, para que puedas hacerlo calmada y sin prisas. Y puedas pensar tranquilamente qué poner en la bolsa para el hospital.

    Es un momento muy especial, y que probablemente recordarás toda tu vida. Así que hacerlo con calma y disfrutando de todo, lo hará más llevadero y te hará sentir más feliz. Algunas mamis, llegado este momento se empiezan a sentir muy nerviosas, por eso te recomendamos que lo prepares todo sin estrés y con calma, disfrutando de cada pequeña cosita que incluyas en la bolsa para tu bebé.

    Para el bebé:

    2 ó 3 bodies o pijamitas a ser posible de algodón, y si es orgánico, mucho mejor.

    2 gorritos, también de algodón
    1 par de manoplas.

    2 gasitas o muselinas grandes, de 120×120 cm, que podrás utilizar para un montón de cosas, como arrullarlo, taparte mientras le das el pecho, taparle si hace frío. Hoy en día las muselinas, de algodón o de bambú han ocupado el lugar de muchas cosas que antes eran fundamentales, y con una sola muselina, puedes llegar a todo eso.
    1 toquilla o manta pequeña de algodón, por si te apetece tener algo un poco más arreglado o abrigado.
    Algunos productos para la higiene del bebé como cremita, pañales, toallitas…Aunque no te recomendamos que en el hospital utilices ya geles o cremas para el bebé. Aún el recién nacido es muy pequeño, y no necesitará todo eso hasta pasado un tiempo.

    Para la mamá:

    2 camisones que sean abiertos por delante.
    1 bata en caso de que sea invierno
    Zapatillas de estar por casa.
    Una muda para salir del hospital, a ser posible, que sea de premamá.
    2 sujetadores de lactancia.
    Discos absorbentes
    Varias braguitas de algodón y que sean cómodas.
    Compresas de maternidad.
    Tu neceser para el aseo personal: cepillo, pasta de dientes, cremas, peine, champú, gel, desodorante, maquillaje…

    ¿Qué documentación necesitas en el hospital?

    Dni de la madre y del padre.
    Libro de familia
    Tarjeta sanitaria

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *